ESCALADA DEL CONFLICTO MINERO EN INTAG

By , September 14, 2006
Share

ESCALADA DEL CONFLICTO MINERO EN INTAG
14 de Septiembre

ESCALADA DEL CONFLICTO MINERO EN INTAG
El 12 de septiembre, un grupo de seis personas que fueron identificadas por miembros de la comunidad de Junín como trabajadores de la empresa minera Ascendant Copper Corporation, fueron encontrados sin autorización dentro de la reserva de bosques de esta comunidad. Esta compañía minera ha sido avisada con frecuencia, de que su presencia no es deseada en las tierras comunitarias, y de que esto puede provocar conflictos.

Los primeros reportes hablan de que debido a esta intrusión, se produjo una confrontación entre ambas partes, lo que hizo que los seis mencionados trabajadores huyeran hacia el bosque. Unos 70 habitantes de la comunidad persiguieron al grupo capturando a cuatro de ellos. Existen testimonios de que los trabajadores mineros estaban armados con una pistola y de que una campesina de la comunidad de Barcelona fue amenazada con el arma. Todos los implicados se dirigieron a la comunidad de Junín, donde dos de los cuatro capturados fueron invitados a abandonar inmediatamente la comunidad. Los dos restantes en ese momento son conocidos en la vecindad de Junín como empleados o contratistas de Ascendant Copper.

La policía reaccionó inmediatamente a la situación y se desplazaron a diferentes puntos de la zona de Intag. Dichos desplazamientos se produjeron sorprendentemente en varios vehículos de la empresa Ascendant Copper Corporation. Uno de estos vehículos de la empresa arrestó a dos personas que se desplazaban en motocicleta a varias horas de distancia del escenario de la confrontación. La policía no dio ninguna razón para el arresto injustificado y los detenidos fueron trasladados en los mismos vehículos de la compañía hasta el centro de detención provisional en Ibarra.“Esta es una lucha desigual, de David contra Goliath. Nosotros somos campesinos, trabajadores honrados, mientras que la empresa tiene gran cantidad de plata para comprar voluntades”, comentaba un comunero. Otro decía que “Esta empresa es como un pulpo”, y que “sus tentáculos están por todas partes, también en otras zonas del país”.

Desafortunadamente, durante la tarde de hoy, tuvo lugar una violenta confrontación entre un grupo pro-minero y un grupo comunitario, cuando los primeros intentaron entrar a la fuerza con sacos, tiendas y otros utensilios en terrenos que ellos consideran propiedad de la compañía. Los comuneros pudieron repeler la intrusión de los mineros. Varios testigos aseguran que la confrontación tuvo lugar ante los ojos de varios miembros de la policía, y que la presencia policial es en estos momentos grande en el área de Chalguayacu Alto.

Existen también reportes de que dos empleados del Ministerio del Ambiente fueron asaltados por partidarios pro-mineros en la misma área de Chalguayacu Alto. Aparentemente, la multitud confundió a dichos empleados con la mayoría que rechaza la minería en Intag. Radio Intag reportó que estas personas fueron retenidas en Chalguayacu Alto en contra de su voluntad.

Hacia el anochecer y como ya se ha mencionado, se encontraba aún un gran contingente policial en Chalguayacu Alto, así como docenas de personas residentes en Intag que apoyan a la minería. Por otra parte, miembros de diferentes comunidades están llegando a Junín para apoyar a la comunidad, y para mañana se está organizando una asamblea regional por parte de la recién creada Coordinadora Zonal, compuesta por los gobiernos parroquiales de Intag, organizaciones locales y comunidades, para encontrar una solución pacífica a este conflicto. “A mineros y antimineros nos unen lazos familiares, somos vecinos, a veces compadres. De algún modo hay que mantener la armonía”, se escuchaba comentar ayer tarde en la zona.

Dos de las personas identificadas como empleados de la compañía se encuentran supuestamente todavía en el área de Junín, mientras que un grupo pro-minero está reunido en Chalguayacu Alto. Una delegación compuesta por tres presidentes de Juntas Parroquiales se dirigió esta tarde a Junín para tratar de actuar como mediadores y de prevenir actos de violencia.

Otra consecuencia problemática de este conflicto, que ha sido reportada por observadores internacionales estacionados en el área de Junín, es la presencia de personal para-militar, que han sido vistos repetidamente en la zona y que han sido identificados como allegados a la empresa minera, lo que además de violar tratados internacionales y la legislación nacional, complica aún más la ya complicada situación de la zona de Intag. Según palabras recientes del propio Alcalde de Cotacachi, Econ. Auki Tituaña: “Intag reitera su posición digna y claramente desde hace diez años. Hay que cumplir con la Constitución y la Ley.”

Comisión de Prensa
DECOIN

Share

Comments are closed

Panorama Theme by Themocracy