Resoluciones Asamblea Nacional Ambiental (04-09-2010)

By , September 7, 2010
Share

Declaratoria de la A.N.A. 04/9/10

DECLARATORIA DE INTAG, DE LA ASAMBLEA NACIONAL AMBIENTAL DE LAS  NACIONALIDADES, PUEBLOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES DEL ECUADOR.

Las organizaciones ambientales, sociales, negras, indígenas, campesinas, del manglar, de mujeres, de jóvenes, comunidades y pueblos reunidos en  la ASAMBLEA NACIONAL AMBIENTAL:

Considerando:

  1. Que estamos frente a un modelo económico, social y ambiental de modernización capitalista de explotación insustentable  y por lo tanto criminal  de los recursos naturales y humanos, que destruye el Patrimonio Nacional Natural y Cultural, e incrementa la pobreza  para favorecer a  los intereses de grandes grupos económicos nacionales y  de transnacionales mineras, petroleras, camaroneras, de telecomunicaciones, de la construcción y agroindustriales.
  2. Que los  anhelos de cambios  políticos fundamentales,  y los derechos sociales, humanos y ambientales consagrados  en la Constitución de Montecristi, no son asumidos por el gobierno para encaminar otro desarrollo del país, sino que, por el contrario, se utilizan  de manera demagógica  para encubrir el continuismo de políticas post-neoliberales, acentuando un modelo de desarrollo extractivista, que beneficia a  los intereses transnacionales y sus agentes locales.
  3. Que el gobierno impulsa sistemáticamente una política de exclusión  en la toma de decisiones de la sociedad civil organizada, y de destrucción de las organizaciones populares autónomas, llegando hasta la injuria, llamando a los luchadores populares “terroristas”, “ilusos”, “majaderos”, “ecologistas infantiles”,  “izquierda boba”, “agentes de la CIA” y más agresiones de  ese estilo, iniciando demandas legales y otras medidas represivas.  La criminalización ya es de todos quienes se oponen al modelo extractivista post-neoliberal. Una clara muestra de esta situación es el Decreto 982 que limita el accionar y participación de organizaciones que defienden los derechos humanos y los de la naturaleza, ante lo cual la ANA manifiesta su preocupación pues significaría un control de las actividades
  4. Que las instituciones del Estado han demostrado que no están al servicio de los intereses populares, que no responden a las  demandas de las organizaciones de los usuarios organizados, en cuestiones estratégicas, como el agua, la tierra, manglares, la defensa de la naturaleza y del ambiente,  burocratizando  y controlando la participación de los campesinos, recolectores y pescadores artesanales, operadores de turismo comunitario, pobladores populares  rurales y urbanos, sin llegar a soluciones integrales.

Declaramos.

  1. La urgencia de fortalecer la  organización  y la unidad de la ORGANIZACIONES Y MOVIMIENTOS SOCIALES   Y AMBIENTALES a nivel local, nacional, e internacional,  para impulsar las luchas para  la implementación de SOCIEDADES SUSTENTABLES, SALUDABLES Y SOLIDARIAS; de otro sistema económico  y productivo ,  para exigir el respeto a los derechos de la naturaleza, la producción agrícola  comunitaria y  orgánica, en pequeña y mediana escala que asegure la soberanía alimentaria, los derechos humanos, colectivos, ancestrales y ambientales.
  2. Que apoyamos firmemente a las comunidades de Mocoral – Barcelona y El Rosal, en la Zona de Intag, Imbabura, que nuevamente se ven afectadas  y agredidas por las empresas mineras Cevallos Calisto (CECAL) y ECUARRECURSOS, que con complicidad del gobierno violan la Constitución y las leyes del país para impulsar actividades que ponen en riesgo el recurso agua, la vida y  la paz social.
  3. Que rechazamos por inconstitucional e ilegal el decreto 1391, del gobierno de Rafael Correa, que legaliza a las empresas camaroneras; Estas camaroneras son la principal causa de destrucción del ecosistema manglar, que es un bien nacional de uso público, patrimonio natural, barrera de protección, hábitat de fauna y flora, territorio de las comunidades y pueblos del manglar del Ecuador.
  4. Que reafirmamos nuestro compromiso para impulsar campañas de acción en contra del modelo de desarrollo extractivista a nivel nacional e internacional,   en América Latina y el Caribe, especialmente en América del Sur, construyendo alianzas con los sectores productivos y sociales que reclaman un cambio profundo, por  el impulso a la pequeña producción, agroecológica, agropecuaria, agroforestal, turística, pesquera, artesanal y urbana sustentable y de calidad ambiental y por la soberanía alimentaria.
  5. Nuestra exigencia del manejo sustentable, especialmente comunitario, de la tierra y de  los recursos naturales del país, y de modo especial  del agua, juntamente con la estricta integralidad del Patrimonio Nacional Natural y Cultural frente a los intereses transnacionales que controlan el mercado y el sistema financiero global.  Denunciamos la forma en que se intenta aprobar la Ley de Aguas y prevenimos la necesidad de defender la propiedad comunitaria de tierras y recursos, donde las haya, del intento de reducirlas, expropiarlas, desmembrarlas, repartirlas, adjudicarlas, individualizarlas, venderlas, objetivo de empresas para hacerse de tierras y recursos de forma fácil. Denunciamos también la complicidad del Estado en la ilegal tala de los bosques causante de la más alta tasa de deforestación del continente y las privatizaciones de nuestras playas y ríos.
  6. Nuestro rechazo a todo intento de privatización y mercantilización de los recursos naturales y patrimoniales, sea  a favor de empresas u organismos nacionales, o   internacionales, públicas y privadas. Apoyamos modelos  productivos alternativos  que sean dirigidos por las poblaciones locales, y que beneficien a éstas.  Ante la búsqueda de alternativas al modelo devastador de nuestra Madre Tierra, apoyamos con firmeza propuestas como  Yasuni-ITT (denunciando como una monstruosidad ética y una inmoralidad la sola existencia de la opción B para la explotación del ITT), y al mismo tiempo rechazar la expansión de la industria petrolera en territorios indígenas, así como la construcción del complejo petroquímico del pacifico y la refinería de Manabí. Exigimos también transparencia y debate alrededor de la obsesión del Gobierno por construir grandes represas, modelo energético ya desechado en países desarrollados por su alto costo económico e impacto social y ambiental.
  7. La urgencia de continuar la lucha por la recuperación y reversión  a las comunidades y pueblos ancestrales de las áreas ocupadas por parte de industrias extractivistas, las grandes plantaciones de monocultivos, las concesiones  mineras; exigir el respeto de las 8 millas de pesca artesanal y la recuperación del ecosistema manglar ocupado ilegalmente por los empresarios camaroneros, para que los pueblos y comunidades le den el uso que concuerde con su visión de lo que realmente es el Buen Vivir.
  8. Nuestro firme rechazo a la tergiversación perversa de conceptos y realidades tan nobles e importantes como el Buen Vivir,  la Pacha Mama, y los Derechos de la Naturaleza, entre otros, para convertirlos en demagogia que se ha utilizado para confundir y engañar a la población, a la vez que  se impulsan actividades como la minería metálica a gran escala que amenaza con destruir precisamente a  la Madre Tierra, el Buen Vivir y los Derechos de la Naturaleza que este gobierno dice defender.
  9. Que apoyamos la unidad con todos aquellos sectores sociales y organizaciones   del campo y la ciudad,  de campesinos, usuarios ancestrales, indígenas, de mujeres, de pobladores,  de jóvenes, niños, con las cuales compartamos nuestras luchas.
  10. Que no desmayaremos en nuestra lucha, y que  apoyamos todas las luchas para construir una sociedad realmente democrática y justa, sin opresión ni explotación,  en un país sustentable, lo cual incluye el respeto total por la naturaleza, las comunidades y las culturas ancestrales;  donde todas las voces sean escuchadas, y donde nadie sea exclusivo dueño de la verdad; implica un arduo trabajo, una lucha difícil, larga y compleja, que exige y exigirá  los mejores esfuerzos de todos y de todas.

HOY LA A.N.A., ESPACIO DE  SOLIDARIDAD, DE APRENDIZAJE COMPARTIDO, DE UNIDAD Y UNA HERRAMIENTA DE TODAS NUESTRAS LUCHAS, SE HA SUMADO CON MAS FUERZA  A ESTAS  TAREAS INDISPENSABLES Y URGENTES, Y NADA NI NADIE NOS DETENDRÁ.

Nangulví, Septiembre 4 del 2010

Share

Panorama Theme by Themocracy